350 bendiciendo a Melilla, Nazareno.

Es un honor como Melillense y como cofrade que soy de la Cofradía del Nazareno, el  poder escribir o más bien re-escribir lo que paso hace ya 350 años en una Melilla aún por descubrir, y que ya contaba por aquel entonces con  arraigo Cofrade. Cuenta la Crónica, que hace 350 años salía por primera vez un Jueves Santo 2 de Abril de 1665 a las 22:00h y  desde iglesia de la Purísima Concepción la talla de Nuestro Padre Jesús Nazareno en su Dulce Nombre, en compañía de su Madre, la Soledad del pueblo.

Quien les iba a decir a aquellos cofrades de por aquel entonces, seguramente ilusionados por sacar en procesión a estas imágenes, que 350 años después, su legado iba a mantenerse hasta nuestros días, y lo que nos queda. Y es que pocas Cofradías pueden presumir de lo que tiene la nuestra, imágenes con siglos de historia que encierran en sus miradas promesas, deseos, llantos, lamentos, alegrías y desgracias. Y qué no habrá visto Nuestro Padre Jesús Nazareno, con todos los asedios que Melilla ha pasado durante todos estos siglos, y él sigue ahí, mirándonos con su dulce mirada, cautivándonos con su bello rostros de dolor que encierra una pasión que aún hoy, seguimos viviéndola cada año.

Es ese paso marinero que huele a costa, esa nueva túnica púrpura y oro, que vista esta antigua talla, la melena al viento de levante, esa brisa que se levanta el Miércoles Santo sólo para abrazar y ayudar, como si de un cirineo se tratara, la cruz dorada de promesas de Nuestro Padre Jesús el Nazareno.

Y es que hoy, todos los Melillenses que participemos en esta noche, donde ya de madrugada el Nazareno cumpla 350 años, podemos sentirnos orgullosos de haber formado parte no sólo de un acontecimiento Cofrade, sino más bien, formar parte de la historia viva de Melilla con 517 años de antiguedad, de haber sido testigos presenciales del Calvario hacia el Gólgota del Nazareno de Melilla, un calvario que sin todas y cada una de las personas que durante estos 350 años han sido cofrades, portadores, y espectadores, no podía haber sido posible.

Hoy, aunque Cristo esté a punto de ser clavado en la Cruz, es un día de celebración, de oración y sobretodo de que cada paso, cada marcha, cada saeta, cada parada, cada mirada hacia él, es algo irrepetible y que tanto las crónicas como las imágenes que publiquemos hoy, quedarán para los anales de la historia de Melilla.

Así que hoy, a las 20:30h el Nazareno invita a una parte de la historia de Melilla, a celebrar con él estos 350 años, para mí será un honor como Melillense y Cofrade acompañar al Nazareno, fotografiarle y escribirle una crónica que no sólo quedará en un web, será la crónica re-escrita de estos 350 Años bendiciendo a Melilla.

A disfrutar!

IMG_8156

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s